Corta y cortante

| 0 Comentarios

Share Button

camarero en PortugalParticipante: Eva Parrón Sánchez

Me voy a vivir unos meses a Portugal para aprender el idioma que necesitaré en mi futuro viaje a Brasil. Los primeros días como todos sabéis suelen ser duros pero me echo unos amigos y decidimos salir de fiesta a la española y demostrar cómo nos las gastamos en el país vecino.

Ruta de bares y de chupitos. Portugal está siendo colonizado por España, nos sentimos eufóricos y el alcohol me hace creer que el portugués sale fluido por mi boca… (error).

Llegamos al siguiente bar… Me lanzo y esta vez le pido yo al extraño camarero. Noto en su mirada cara de pocos amigos, pero el alcohol fluye por mi sangre como el agua por las cataratas del Niágara (a todo trapo). Le pido 4 chupitos de tequila, aguarrás o derivados, y me responde algo que no termino de entender muy bien. Creo que me está pidiendo el DNI, algún papel que demuestre que soy mayor de edad. Me emociono, tengo 22 años y al parecer estoy más joven que nunca. Se lo digo a mis amigos y todos no reímos. Le saco el DNI y le digo que gracias pero que hace años que cumplí la mayoría de edad. El camarero me mira con cara de desconcierto, a lo que uno de mis amigos se acerca a ver qué pasa.

– Eva, punto uno, no es un camarero. Punto dos…Te ha pedido la documentación para ver si tienes los papeles en regla.

¡Buah! ¡Qué corte! Mira, podré tener los papeles en regla o no, pero que se me cortó la regla durante un año y medio de la vergüenza que me dio nos os lo niego.

Que la noche no os confunda, para aprender el idioma lo mejor es voluntad y entusiasmo, no alcohol y nocturnidad. Ahora, una cosa os digo, al día siguiente a primera hora estaba en la biblioteca con un dolor de cabeza impresionante pero con la promesa de que iba a aprender portugués para que no me volviera a pasar una cosa semejante.

También te puede interesar

Autor: Interlink

Todos sabemos lo importante que es hoy en día hablar idiomas, para viajar, para poder comunicarte con gente de otros países , para estudiar en el extranjero, para conseguir un buen trabajo. Sin embargo, para algunos hablar inglés sigue siendo la gran asignatura pendiente, para otros lo es hablar una tercera lengua. En Interlink estamos convencidos de que todos podemos llegar a dominar otros idiomas. Pero también creemos que la mejor forma de hacerlo es realizando una inmersión en el extranjero. Por eso llevamos más de 20 años ayudando a niños, jóvenes y adultos a vivir su sueño de aprender inglés, francés, alemán… en diferentes países. Somos miembro de ASEPROCE (Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero), FELCA y reconocida por la asociación internacional de escuelas IALC. Además este año hemos recibido la categoría PREMIUM en la auditoría realizada por Lloyds.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.