Toc, toc… ¿hay alguien?

| 0 Comentarios

Share Button

policía inglésParticipante: María Aránzazu

Terminada la carrera me fui a un pueblo de Inglaterra, con una amiga, para mejorar mi inglés. Trabajábamos de camareras en un restaurante, mientras hacíamos varios cursos. Fue una época muy buena, con muchas anécdotas que contar y de las que todavía hoy, me sigo riendo mucho. Esta es una de ellas.

Compartíamos habitación y solamente teníamos una llave. Así que procurábamos volver juntas. Sin embargo, en ocasiones, no teníamos el mismo turno en el restaurante, así que para no despertar al resto de la casa quedamos en que la última que llegara, tenía que tocar en la ventana para que la otra le abriera la puerta.

Una noche en la que yo había llegado primera, decidí esperar a mi amiga leyendo un libro. Pero se hizo muy tarde y yo estaba cansada, así que apagué la luz y me eché a dormir.

Acababa de echarme en la cama cuando sonó el timbre de la puerta. Ring ring… lo primero que se me pasó por la cabeza… esta chica está loca va a despertar a todo el mundo. Fui corriendo a la puerta y empecé a decir de todo… fueron unos segundos. Pero me quedé de piedra cuando me di cuenta que quién estaba al otro lado de la puerta no era mi amiga, sino un policía de dos metros por dos metros. Me quedé blanca.

Como pude balbuceé qué pasaba. El policía me preguntó por un coche, si yo era la dueña porque acababan de intentar robarlo. Me asomé y vi dos coches de policía. Le dije que el coche no era mío y fui corriendo a llamar a la dueña que era compañera de piso.

Mientras tanto, mi amiga llegó de trabajar y alucinó cuando vio los coches de policía. Pensó que había pasado algo.

Pero cuando le conté lo que me había pasado, nos echamos a reír.

También te puede interesar

Autor: Interlink

Todos sabemos lo importante que es hoy en día hablar idiomas, para viajar, para poder comunicarte con gente de otros países , para estudiar en el extranjero, para conseguir un buen trabajo. Sin embargo, para algunos hablar inglés sigue siendo la gran asignatura pendiente, para otros lo es hablar una tercera lengua. En Interlink estamos convencidos de que todos podemos llegar a dominar otros idiomas. Pero también creemos que la mejor forma de hacerlo es realizando una inmersión en el extranjero. Por eso llevamos más de 20 años ayudando a niños, jóvenes y adultos a vivir su sueño de aprender inglés, francés, alemán… en diferentes países. Somos miembro de ASEPROCE (Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero), FELCA y reconocida por la asociación internacional de escuelas IALC. Además este año hemos recibido la categoría PREMIUM en la auditoría realizada por Lloyds.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.