Navidad en Alemania

| 0 Comentarios

Share Button

Navidad en AlemaniaLa Navidad es una festividad que se celebra en un gran número de países, una celebración cargada de tradiciones que en muchos casos pueden ser comunes, pero en otros son propias de cada país. Ahora os contamos como se celebra la Navidad en Alemania.

Los preparativos para la fiesta en este país comienzan ya a principios de diciembre, los alemanes reservan ya alguna tarde para hornear los tradicionales pasteles y galletas con especias propias de estas fechas. Así como las casitas de pan de jengibre y también el “Christbaumgeback”, una masa blanca que se moldea con diferentes formas y se cuece para utilizarlo como adornos en el árbol de Navidad. Por supuesto estos días se aprovecha también para decorar las casas con los adornos navideños. El 6 de diciembre es “Nikolaustag”, día de Santa Claus. La noche anterior los niños dejan un zapato en la puerta y Nikolaus deja un regalito en los zapatos de los niños que han sido buenos y una ramita en los de los niños que han sido malos.

La decoración navideña es de gran importancia en Alemania, algunas casas tienen varios árboles de Navidad, y todas las ciudades del país tienen el suyo grande, brillante y resplandeciente. Además del árbol los alemanes ponen en sus casas las “Adventskranz” o coronas de adviento sobre la mesa con cuatro velas rojas en el centro, de las cuales se enciende una cada domingo y la última el día de Nochebuena. Los niños también cuentan los días que faltan para la Navidad con un calendario de Adviento, en el que cada día abren la ventanita correspondiente para encontrar en su interior una imagen de Navidad.

Gastronomía alemana en NavidadLos niños preparan sus cartas que dejarán en la ventana para “Christkind”, una figura alada vestida con túnicas blancas y una corona de oro. Según la tradición en algunas partes de Alemania se cree que “Christkind” es un mensajero que el Niño Jesús envía la víspera de Navidad para repartir los regalos entre los más pequeños. También hay una figura que llega en Nochebuena llamado “Weihnachtsmann”, o el Hombre de Navidad, que se parece a Santa Claus y también trae regalos.

En algunas casas es tradición cerrar con llave una habitación antes de Navidad. El día de Nochebuena los niños se van a la cama, y a medianoche los padres les despiertan para llevarlos a esta habitación que se había cerrado, donde encuentran ilusionados todos los regalos en torno al árbol iluminado. En algunos pueblos el 6 de enero algunos niños se visten como reyes y realizan una ronda por las calles portando una estrella y cantando villancicos.

En cuanto a la gastronomía navideña, Alemania también tiene sus platos especiales para cada momento. El menú de la cena de Nochebuena tradicionalmente se compone de deliciosos platos como el cochinillo, la salchicha blanca, la ensalada de macarrones, el “Reisbrei” (una especie de arroz con leche y canela), y muchos platos regionales que varían en función de la zona. La fiesta continúa el día de Navidad con un banquete que platos tradicionales de estas fechas como ganso asado, ” Christstollen” (pan relleno con nueces, pasas, limón y frutas secas), “Lebkuchen” (barras de especias), mazapán, y “Dresden Stollen” (un pan húmedo y pesado lleno con fruta).

Mercado navideño en AlemaniaUno de los eventos navideños más populares en Alemania, como en otros países del norte de Europa, son los Mercados Navideños. Desde el inicio del Adviento se instalan los puestos en las plazas de todas las ciudades, en los que se puede comprar todo lo necesario para la Navidad: adornos para el árbol, velas de todas las formas y colores, figuras de pesebre, pan de jengibre, regalos de Navidad y un montón de cosas más. Visitar estos mercados es una experiencia excepcional. El olor de la resina de abeto se mezcla con el de almendras tostadas, las castañas asadas y las salchichas fritas, todo esto ambientado con las magníficas luces decorativas y las canciones navideñas. El mercado más famoso de Alemania es el Christkindlmarkt, en Nuremberg, que atrae a miles de visitantes cada año.

Autor: Interlink

Todos sabemos lo importante que es hoy en día hablar idiomas, para viajar, para poder comunicarte con gente de otros países , para estudiar en el extranjero, para conseguir un buen trabajo. Sin embargo, para algunos hablar inglés sigue siendo la gran asignatura pendiente, para otros lo es hablar una tercera lengua. En Interlink estamos convencidos de que todos podemos llegar a dominar otros idiomas. Pero también creemos que la mejor forma de hacerlo es realizando una inmersión en el extranjero. Por eso llevamos más de 20 años ayudando a niños, jóvenes y adultos a vivir su sueño de aprender inglés, francés, alemán… en diferentes países. Somos miembro de ASEPROCE (Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero), FELCA y reconocida por la asociación internacional de escuelas IALC. Además este año hemos recibido la categoría PREMIUM en la auditoría realizada por Lloyds.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.