ORGANIZACIÓN EN FRANCIA

La organización con la que colaboramos en Francia cuenta con 50 años de experiencia en el sector, a lo largo de los cuales ha establecido una reputación profesional reconocida internacionalmente. Cada año ayuda a estudiantes de diferentes países del mundo que quieren estudiar en Francia. La calidad y la seguridad son las principales prioridades cuando se trata de viajar al extranjero, y por ello ofrece todas las garantías para asegurar el éxito en la organización de tu viaje. Además es miembro certificado de varias federaciones profesionales como L´OFFICE (Oficina Nacional para la Garantía de Programas de Idiomas y Colocaciones), SNAV (Asociación Nacional de Agentes de Viajes) o APST (Asociación Profesional de Solidaridad Turística).

Las familias anfitrionas

La familia anfitriona es una familia francesa con la que el estudiante convive como un miembro más de la misma durante su estancia de año académico en Francia. Con ella se sentirá como si estuviera viviendo con su propia familia, y le ayudarán con el francés y con la integración en la nueva vida, y por supuesto podrá contar con ellos ante cualquier problema que le pueda surgir.

Estas familias han sido cuidadosamente seleccionadas por nuestros coordinadores en Francia basándose en los estándares de calidad de L´OFFICE, y llevan varios años acogiendo a estudiantes extranjeros. Además se realizan controles regulares para verificar que continúan cumpliendo con dichos estándares. Algunas familias pueden tener más de un estudiante, pero en ese caso se tiene especial cuidado de que sea el único hispanohablante. A la hora de asignar una familia a un estudiante, el coordinador tiene diversos factores en cuenta, como los intereses o que existan pasatiempos comunes.

Convivir durante un tiempo con una familia de otro país es una gran experiencia, una oportunidad para conocer otras formas de vida y de aprender a adaptarse a otras costumbres, lo que ayuda a madurar como persona. Precisamente el hecho de que esta experiencia resulte positiva depende en gran medida de la capacidad del estudiante para adaptarse a la nueva forma de vida, y para ello es importante que sea consciente desde el principio de que ésta va a ser diferente a la que está acostumbrado, y tenga la suficiente flexibilidad para aceptar los cambios.

El alojamiento puede ser en habitación individual o doble, en este caso compartida con un niño de la familia u otro joven de nacionalidad diferente del mismo sexo, con no más de 2 años de diferencia. El estudiante realizará con la familia el desayuno y la cena de lunes a viernes, y todas las comidas durante el fin de semana y las vacaciones. De lunes a viernes las comidas del medio día se hacen en el colegio.

Coordinadores locales: supervisión y asistencia

Contamos con coordinadores locales en Francia encargados de estar pendiente de los estudiantes en todo momento para solucionar cualquier problema que pueda surgir, con un teléfono operativo las 24 horas. Son experimentados enlaces locales encargados de asegurar el buen progreso durante la estancia de los estudiantes. Además son los encargados de seleccionar y controlar a las familias anfitrionas, así como las instalaciones escolares y, en coordinación con las oficinas centrales de la organización, se encargan de cada aspecto de la organización de su programa.

A la llegada del estudiante, su coordinador local organizará una reunión con éste y la familia anfitriona, entregándole un pack de bienvenida con toda la información práctica que necesite para su estancia. Durante su estancia realizará además un seguimiento del expediente del estudiante y estarán en contacto regularmente con los profesores del centro.

La asistencia médica en Francia

La salud de los estudiantes es uno de los temas más importantes a tener en cuenta. Los estudiantes deben viajar con la Tarjeta Sanitaria Europea, aunque ésta no garantiza que la atención médica sea gratuita en el primer instante, ya que en algunos países europeos se deben pagar las consultas y atenciones, incluso en la sanidad pública. En eso caso habría que realizar el pago correspondiente, que sería después reembolsado a quienes dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea.

Además de la tarjeta sanitaria, ofrecemos la posibilidad de incluir un seguro médico efectivo durante toda la estancia del alumno en Francia.

En el caso de que el estudiante necesitase asistencia médica deberá comunicarlo tanto a su familia anfitriona como al coordinar local, siendo éste quien se hará cargo de todas las gestiones.