Vivir con una familia estadounidense

Tu hijo convivirá con una de las familias voluntarias que abren su hogar desinteresadamente a estudiantes extranjeros sin recibir compensación económica alguna.
Las familias anfitrionas que participan en este programa lo hacen con la única motivación de compartir su vida y su cultura con los estudiantes, por lo que se trata de personas de una gran generosidad y amabilidad.

Por eso, convivir con una de estas familias siempre será para tu hijo una experiencia muy enriquecedora.

Te garantizamos que las familias anfitrionas son seleccionadas con rigor por nuestros coordinadores en EEUU, que además se encargan de elegir la familia más idónea para cada estudiante.

Viviendo con una familia tu hijo:

  • Será uno más de la familia
  • Madurará como persona
  • Conocerá otras formas de vida y aprenderá a aceptar cambios
  • Será el único que en casa hable español y le ayudarán a desenvolverse en inglés
  • Tendrá que esforzarse por adaptarse a su nueva familia, sus horarios y costumbres

La familia le ayudará a tu hijo en todo lo que necesite y hará todo lo posible para que se integre rápidamente.