vivir con una familia en el extranjero

Guía para vivir con una familia en el extranjero

Alojarse con una familia anfitriona cuando vas a hacer un curso de inglés o cualquier otro idioma en el extranjero, es la mejor forma de conocer la forma de vida del país y, por supuesto, de practicar el idioma con personas nativas.

Es sin duda una buena opción de alojamiento, por lo menos durante las primeras semanas de tu estancia, ya que ofrece otras muchas ventajas que puedes ver en este post sobre los pros y los contras del alojamiento con familia y el alojamiento en residencia.

Si tienes decidido vivir con una familia en el extranjero, hay algunas cosas que deberías tener en cuenta para que la experiencia sea lo más provechosa y agradable posible.

Las primeras impresiones son importantes

Puede que no sea fácil causar una buena primera impresión a tu familia anfitriona, después del cansancio del viaje, llegando a una casa desconocida, donde el idioma y las costumbres son diferentes.

Por eso debes intentar ser amable y sonreir. Si tu nivel del idioma es bajo puede que al principio te de vergüenza hablar, pero con una sonrisa se arregla todo, ¿no te parece?

Y, por supuesto, si te cuesta entenderles no tengas reparo en decirles con educación que te repitan algo o que hablen más despacio, ellos lo entenderán puesto que están acostumbrados a recibir estudiantes extranjeros como tú.

Para romper el hielo puedes llevarles un pequeño regalo de tu país de origen. Puede ser cualquier cosa que les permita aprender un poco más sobre el lugar de dónde vienes como un recuerdo típico, algún dulce o bebida, etc.

No te aísles

Tu familia anfitriona en un país extranjero tendrá hábitos diferentes a los de tu propia familia. Estarás fuera de tu zona de confort, ni siquiera sabrás dónde están las cosas de la casa y seguramente la comida te resultará extraña.

Algunas personas reaccionan ante la falta de familiaridad con la necesidad de aislarse. Gran error. Cuanto más tiempo compartas con la familia más rápido te adaptarás a tu nueva vida, y más rápido avanzarás con el aprendizaje del idioma, que al fin y al cabo es para lo que estás ahí.

Es natural que no sepas todo de inmediato y te tomará un tiempo familiarizarte con tu hogar lejos de casa. Pero tu familia anfitriona lo entenderá y estará encantada de ayudarte responder a todas sus preguntas.

Se abierto con ellos… ¡y amable!

Si hay algo que no te gusta, dilo con educación. ¿Has pasado frío por la noche y necesitas una manta extra? ¿Hay alguna comida que no te gusta o no puedes comer? Sea cual sea el problema, cuéntaselo a tu familia anfitriona.

Las familias están informadas sobre tus posibles alergias, problemas de salud o alimenticios, etc., pero no lo sabrán todo. Recuerda que no pueden leer tu mente, así que mantente abierto con ellos sobre las cosas que te molestan.

Y todo esto, por supuesto, sin olvidar la amabilidad, pidiendo siempre las cosas por favor y dando las gracias.

Recuerda que eres un invitado

A las familias anfitrionas les encanta tener personas de otros países y compartir sus casas con estudiantes como tú, a los que acogen como si fueran un miembro más de la familia.

Sin embargo, es importante recordar que el lugar donde te hospedas temporalmente en realidad es su hogar. No lo trates como una casa de huéspedes o un hotel.

Pregúntale a tu familia sobre sus reglas y respétalas. Aparte de eso, recuerda ser considerado: no ensucies, mantén tu habitación ordenada, ofrécete para ayudarles a quitar la mesa o fregar los platos, no hagas ruido por la noche, escucha la música con auriculares, avísales si vas a llegar tardes o si algún día no vas a ir a cenar o a dormir, etc.

Propicia la creación de lazos de amistad

Especialmente si te quedas a vivir con una familia en el extranjero durante mucho tiempo es normal que se creen ciertos lazos con ellos. Recuerda lo mencionado hasta ahora y crearás las circunstancias adecuadas para comenzar una relación de amistad duradera.

Algunos estudiantes se mantienen en contacto con sus familias anfitrionas durante años después de haber terminado su experiencia de estudiar en el extranjero. Y algunos de ellos repiten experiencia con la misma familia.

Recuerda que el alojamiento con una familia anfitriona es una gran oportunidad para experimentar cómo viven los locales, conocer la cultura del país y practicar el idioma. No dejes escapar esta oportunidad por no ser capaz de adaptarte a la vida con tu nueva familia.

The following two tabs change content below.

Isabel Santafé

Mi función en Interlink es seleccionar los programas que ofrecemos y mantener toda la información actualizada en nuestra web y redes sociales, para lo cual tengo que viajar y visitar las escuelas con las que trabajamos. Como mis mayores aficiones son el arte, los idiomas y viajar, me siento afortunada de trabajar en Interlink donde puedo aplicar gran parte de estas aficiones a mi trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter


Contacta con nosotros

976 569 358
649 540 408
info@interlink-idiomas.com
C/ Bretón 11, 6º Centro, Zaragoza
Lunes-Jueves 9AM-2PM | 4PM-7PM Viernes 9AM-5PM

Descarga nuestra Guía gratuita

¡Síguenos!


Categorías

Archivo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies